Consejos de belleza para aprovechar todo lo bueno del verano


veranoYa aproximándonos para el verano en el hemisferio sur, te contamos cómo lucir una piel, un cabello, y unos pies y unas manos espectaculares.

Piel espléndida

Durante lo días más calientes del año, en que nuestra piel queda más expuesta al sol y a todos los daños que el agua del mar o de la piscina pueden causar, la regla a seguir es cuidarse. Cuidar la piel es mucho mejor que tener que remediarla después, intentando revertir problemas causados en el verano, como manchas y descamación. Aprende aquí cómo evitar esos problemas:

  • La primera ley de la belleza para el verano es: usa protector solar todos los días. Mínimo factor 30. Adquiere uno para el rostro y otro para el cuerpo. Cada fórmula es hecha especialmente para el área del cuerpo donde debe ser usada.
  • En días de playa o piscina, sigue la recomendación escrita en el embalaje del protector solar y reaplica cuantas veces sea indicado.
  • Hidrata tu piel y usa gel refrescante, especialmente después de un día de sol en la playa o en la piscina.
  • Si no quieres comprar un gel refrescante, haz cubos de hielo con té de manzanilla y envuelve los cubos en un paño para aplicar en el rostro y en el cuerpo para refrescar la piel.
  • Apuesta en los hidratantes en gel para el cuerpo y en el agua termal para el rostro para garantizar una hidratación seca y libre de aceites en los días de verano.

Cabello fantástico

Los cabellos también sufren durante el verano y necesitan cuidados específicos para quedar lindos y saludables. Aprende cómo cuidar tu pelo:

  • Usa cremas sin enjuague con filtro solar.
  • Haz hidrataciones caseras en las puntas semanalmente, especialmente si estuviste en piscinas o si fuiste a la playa con frecuencia. El cloro del agua y el agua salada resecan y debilitan mucho el cabello.
  • De ser posible, deja de usar secador de pelo y/o plancha para el cabello, o úsalos menos veces por semana.
  • Evita mojarte el cabello con el agua de la piscina todos los días. Siempre que puedas, átate el cabello en una colita y evita exponer tu pelo al cloro del agua.
  • Usa un sombrero al caminar en áreas descubiertas y cuando vayas a la piscina o a la playa. El cuero cabelludo también necesita protección y también se quema y descama, igual que la piel.


 

Pies y manos

En el verano, los pies acostumbran quedar más expuestos y por eso también necesitan cuidados para que días en la playa caminando por la arena no se tornen un dolor de cabeza. Ten en cuenta estos consejos:

  • Aplica protector solar en los pies y en los dedos. Esa área del cuerpo también necesita de protección y puede quedar una marca desagradable de la sandalia que uses, en caso de que te olvides de aplicarte protector.
  • Si usas zapatos más cerrados, apuesta por los talcos para pies para evitar el mal olor y no dejes los pies húmedos por mucho tiempo para evitar el esparcimiento de hongos.
  • En vez de lijarte los pies, exfólialos suavemente. Lijar la piel es una gran agresión para la piel. Para retirar la piel muerta, haz apenas una exfoliación.
  • Evita calzados con tiras apretadas. Con el calor los pies tienden a hincharse y al poco tiempo comenzarán a incomodarte esos zapatos.
  • Después de un día de mucha caminata, relaja tus piernas y tus pies colocándolos hacia arriba por un momento.

Foto: Karsten Knoefler